jueves, 31 de julio de 2008

San Miguel de Escalada (León)

Obra: Santa Miguel de Escalada (León)
Autor: Anónimo
Fecha: Siglo X
Estilo: Prerrománico; periodo mozárabe
Materiales:
Piedra y ladrillo
.
El abad Alfonso y un grupo de monjes que vienen de Córdoba consagran la iglesia del nuevo monastrio, edificado sobre una posible capilla visigoda, en el 914. En el XI, al aumentar el número de monjes, se renueva la fundación y se construye la parte románica. Con la desamortización se abandona el monasterio y desaparecen dependencias monásticas. La torre y la capilla que vemos a la derecha del templo son románicas. La parte mozárabe es la iglesia, que tiene planta basilical con tres naves y está cubierta de madera. Unas pequeñas ventanas iluminan el interior de la nave central. El aparejo es irregular y de gran pobreza: ladrillo, yeso, madera. Destaca el pórtico lateral de doce arcos de tipo califal. Los siete de la parte occidental (nuestra izquierda) presentan el capitel, el arco y el alfiz, de forma totalmente califal cordobés; los otros cinco (a nuestra derecha) tienen uno capisteles a los que les falta una cara (¿tal vez por estar adosados a algún otro elemento?). Este pórtico es posterior, en unos veinte años, al templo.
.

viernes, 25 de julio de 2008

Santa María del Naranco (Oviedo)


Obra: Santa María del Naranco (Oviedo)
Autor: No se sabe
Estilo: Prerrománico, periodo asturiano
Fecha: Siglo IX (terminado en el 842)

El piso superior de santa María del Naranco es una amplia sala de 20 mts dividida en tres cuerpos: una gran nave y dos miradores, uno en cada extremo de la sala. El cuerpo central está cubierto con bóveda de cañón de piedra toba, más ligera que la de caliza o granito. Está atada con seis arcos fajones o perpiaños de piedra de sillería, que tienen una función técnica, sujetar la bóveda y hacerla más consistente, y una función estética, articular el espacio tan amplio de la cubierta que de otra forma sería monótono.
Descansan en ménsulas y se apoyan en pilares de cuatro columnas de fuste sogueado y capitel troncopiramidal invertido que se corresponden con los contrafuertes del exterior.
En las paredes hay una arquería ciega formada por arcos formeros de medio punto ligeramente peraltados que cabalgan sobre los pilares antes citados.
De cada arco fajón cuelga una corta bandas decorativa que termina en un clípeo, elemento decorativo característico de este periodo.
Al fondo se divisa uno de los dos miradores en los que termina la sala.
El sistema responde, entre otros influjos, a la tradición constructiva romana y muestra la pervivencia de soluciones arquitectónicas del mundo tardoantiguo a través de la época goda. La importancia de esta obra radica en que aquí se ensayan fórmulas para cubrir espacios amplios que fructificarán en el románico, dos siglos después. Santa María del Naranco, por su arquitectura y escultura, es una señal de los altos niveles de calidad a los que llegó el arte prerrománico español

jueves, 24 de julio de 2008

Santa María del Naranco (Oviedo)


Obra: Santa María del Naranco (Oviedo)
Autor: Desconocido
Estilo: Prerrománico, periodo asturiano
Fecha: Siglo IX (terminado en el 842)


Este edificio, palacio de recreo y descanso, fue construido en tiempos del rey asturiano Ramiro I, en el 842. Formaba parte de un complejo más amplio que incluía la cercana iglesia de san Miguel de Lillo. Ambos edificios están en las faldas del monte Naranco, en Oviedo, capital del reino astur en aquella época.
El edifico está levantado sobre un pequeño zócalo (podio o basamento). Consta de dos pisos y rematado por tejado a doble agua. El conjunto así formado da la sensación de una gran verticalidad. Es de forma rectangular y tiene una escalera lateral de dos tiros por la que se accede al piso de arriba.
Al exterior presenta contrafuertes que se corresponden en su interior con arcos fajones que refuerzan la bóveda de cañón. Además de reforzar el muro, estos contrafuertes modulan los lados exteriores del edificio.
Mención especial merecen las dos fachadas laterales. En ambas, totalmente simétricas excepto en la planta inferior, toman mayor importancia las tres zonas horizontales, cada una con una estructura diferente pero formando parte de un diseño común de gran belleza. Tiene dos miradores formados con tres arcos de medio punto peraltados; el central es un poco mayor. Encima de cada mirador, y repitiendo el esquema de arcos de la parte inferior, se encuentran otros tres arcos que dan a una cámara sin acceso, de la que no se sabe la utilidad y que recuerda la que se encuentra sobre el ábside, en el exterior, de San Julián de los Prados (Oviedo)
El material de construcción es el sillarejo, excepto en las partes más importantes del edificio (esquinas, contrafuertes) en que se emplea el sillar; hay partes incluso que son de mampostería.
La decoración escultórica corre a cargo de unas largas bandas de las que cuelgan clípeos o medallones circulares, de los capiteles y de los fustes sogueados de las columnas. Los capiteles se inspiran en el corintio, y se llaman de lengüeta.
La importancia de este edificio se debe a que se ensayan soluciones que darán su fruto algún tiempo después, durante el románico.

domingo, 13 de julio de 2008

San Pedro de la Nave: sacrificio de Isaac

Obra: Capitel con la escena del sacrificio de Isaac (San Pedro de la Nave)
Estilo: Prerrománico; periodo visigodo
Fecha: Siglo VII, finales
Material: Piedra
.
En la iglesia de San Pedro de la Nave, en Campillo (Zamora) se encuentra el programa iconográfico más interesante de la arquitectura visigoda. Fue construida a finales del sigl VII, y es, por tanto, una de las últimas obras realizadas antes de la llegada de los árabes a España. En el crucero hay dos capiteles historiados; uno representa a Daniel en el foso de los leones y el otro, precisamente este, a Abrahám sacrificando a Isaac. El capitel tiene forma de prisma invertido y en su parte superior tiene un cimacio con decoración animalística, floral y roleos. La técnica utilizada en la cara labrada del capitel es la propia del mundo visigodo: bisel y cubeta o reserva para el fondo. Representa el momento en que Abraha intenta ofrecer a Yavhé, tal como éste se lo ha pedido, a Isaac, su único hijo. Le tiene agarrado por el pelo, cuando la mano de Dios le manda parar. A su derecha, enredado en matorrales, está el cordero que tendrá que sacrificar. En la parte superior se lee la siguiente inscripción: VBI HABRAAM OBTVLIT ISAC FILIVM SVVM OLOCAUPSTUM DNO. Este tipo de textos solía acompañar a las miniaturas. ¿Podría ser reflejo de una miniatura visigoda hoy perdida? En toco caso, es un claro precedente de lo que se verá más adelante en la iconografía cristiana del románico.
.

miércoles, 9 de julio de 2008

Sarcófago de Junio Basso

Sarcófago de mármol, del año 359, realizado en alto relieve que se encuentra estructurado en dos registros de cinco nichos inscritos dentro de una arquitectura porticada con columnas que separan cada nicho. Tiene fragmentos de asas o manijas. Los laterales presentan escenas de angelillos "putti" en el acto de la vendimia. Cada uno de los nichos relata un episodio bíblico. La escena central del registro superior contiene a Jesús entronizado entre Pedro y Pablo a quienes entrega la Ley. Por debajo de Jesús una figura que representa a Caelus, personificación del cielo. ( Caelus = Urano). En el registro inferior al centro, la entrada a Jerusalém. Sobre esta imagen en el arco un águila con las alas desplegadas. Otras imágenes son , Adán y Eva; la multiplicación de los panes; el bautismo de Cristo. La columnata del registro superior responde a la tipología de fuste y arquitrabe mientras que la inferior se resuelve con columnas y arcos. La columnata se alterna en columnas espiraladas y columnas decoradas con amorcillos vendimiantes.Si bien las figuras se encuentras esculpidas dentro de los cánones de la tradición grecorromana la iconografía es cristiana. La talla adquiere en algunos sectores carácter de figura exenta. Es notable como esta estructuración y compartimentación será la que retomará el renacimiento en los relieves de los altares.

lunes, 7 de julio de 2008

Valltorta: cueva de los caballos




Obra: Escena de caza
Autor: Homo sapiens
Fecha: ¿6000 - 1500 ? a.C.
Estilo: Pintura de la zona levantina. ¿Mesolítico a Neolítico? o Edad del Bronce?
Material: Pintura sobre roca

En el barranco de Valltorta, en el Maestrazgo (Castellón), hay 21 abrigos con figuras humanas y animales de tipo naturalista: Hay más figuras de animales que de humanos. Están pintados en rojos de diferentes tonalidades. 
Se representan a hombres, más que a mujeres, con arcos y flechas, tensando el arco o disparando. Generalmente forman escenas de la vida corriente. 
Dentro de este barranco, la Cova dels Cavalls es una de las más importantes. Su cronología es muy discutida. En todo caso, son posteriores al 8000 a.C. Podrían tener su origen en torno al 6000 a.C. para terminar en hacia el 1500 a.C. Fueron realizadas por pueblos cazadores de montaña. Se trata de arte parietal, localizado en abrigos iluminados por la luz del sol.

domingo, 6 de julio de 2008

Lascaux: sala de los toros



Obra: Sala de los toros

Autor: Homo sapiens
Fecha: 13500 a.C.
Estilo: Prehistoria, Paleolítico superior (Magdaleniense)
Material: Pintura sobre roca.

Lascaux es un complejo de cuevas del suroeste francés. En esta sala los toros aparecen a uno y otro lado de la pared de una rotonda. A la izquierda de lo que vemos, hay un licornio, animal fabuloso con cuerpo de caballo y un largo cuerno retorcido, que parece guiar a un grupo de caballos hacia el fondo asociado a un gran toro parcialmente representado. Del otro lado hay una representación similar constituida por tres grandes toros salvajes. Un grupo de pequeños ciervos ocres constituye el punto de convergencia de ambos conjuntos. También aparecen signos (puntuaciones solas o en grupo y rayas), pero pocos.
En las pinturas de esta sala predomina el color negro. Aunque la cueva fue habitada desde el 17000 a.C., estas pinturas pertenecen al magdaleniense y están datadas hacia el 13500 a.C., cronología semejante a la de Altamira.
Conocemos dónde, cómo y cuándo pintó el hombre paleolítico, pero lo que no sabemos es por qué, qué querían decir con ello. Se han dado varias interpretaciones, desde el arte por el arte, a la de magia para la caza y la fecundidad, pasando por la de la complementaridad sexual o el totemismo. Pero hasta ahora no se ha llegado a una explicación con validez universal.
La cueva en esta época parece que es considerada como un auténtico santuario, un lugar sagrado. La misma forma ahuecada simbolizaría el vientre que todo lo contiene, el útero de la diosa madre Tierra. De hecho, los habitantes de las cuevas, cazadores recolectores, no realizaban pinturas ni grabados donde ellos vivían, la parte exterior de la gruta donde daba el sol, sino en el interior de la cueva. Tampoco sabemos si se realizaban ritos en el interior de estos lugares. Algunas pinturas parece que fueron pintadas pero nunca más se volvió sobre ellas. Como se ve, todo un mundo que puede ofrecer interpretaciones muy variadas.

sábado, 5 de julio de 2008

Altamira: techo de los policromos


Obra: Conjunto de pinturas, techo de policromos en Altamira
Autor: Homo sapiens sapiens
Estilo: Pintura prehistórica (Paleolítico superior); periodo magdaleniense
Fecha: 13500 a.C.
Técnica: Grabado sobre la roca y pintura

Leroi-Gourhan estudió estadísticamente un numeroso conjunto de cuevas con pinturas de este periodo de la cornisa franco-cantábrica. Observó que la disposición de las pinturas dentro de las cuevas no era arbitrario, sino que respondía a un orden en cuanto a su lugar de colocación. Y también lo representado responde a un esquema compositivo que se sigue en general, aunque con diversas variaciones. En este conjunto de Altamira el esquema es sencillo, a pesar del número de animales representados. Se puede observar que hay un modelo de composición que también aparece en otras cuevas. El tema principal es bisonte+caballo complementado con la cierva. A este esquema se le añaden diversos signos abstractos tectiformes. Hay dos caballos (uno sólo con la cabeza), que se corresponden con las lineas azules. Tenemos también diecinueve (el número varía según versiones) bisontes. Hay dos ciervas Una de ellas está en el interior del caballo completo, y la otra bajo la línea roja. También se ve que hay diversos signos abstractos (donde dan las líneas verdes). Se ha escrito también que hay dos jabalíes, a la derecha e izquierda del conjunto. No está claro que sean jabalíes, por lo menos uno de ellos, el del ángulo superior derecha; podría ser un bisonte sin cabeza lanzado a la carrera, animal representado así en este mismo conjunto. Lo que vemos es un dibujo de la pintura del techo de policromos. Pero lo que vemos es una parte nada más de las numerosas pinturas realizadas en esta cueva, aunque es la más conocida. Es difícil pensar que esta disposición sea arbitraria. Es más coherente pensar que el interior de la cueva se consideraba como un auténtico santuario. Lo que no sabemos es qué se hacía en el interior del santuario, a qué respondía las acciones que se hicieran y si se visitaba con frencuencia o no. Se han dado diversas interpretaciones sobre el significado de las pinturas y signos de esta época. La más antigua sería considerar estas pinturas como un pasatiempo para un hombre que tendría tiempo para hacer el arte por el arte; esto se pensaba en el XIX. Esta teoría está hoy abandonada. Más tarde se pensó que podría responder a una pintura de tipo mágico, bien como magia simpática, para facilitar la caza de los animales y eludir el peligro que pudieran originar, bien como magia de la fertilidad, para favorecer procreación de animales e, incluso, la del hombre. Según Leroi-Gourhan, las pinturas serían un sistema de comunicación social construido mediante pictogramas e ideogramas organizados en torno a dos grandes principios: uno te tipología masculina y otro de tipología femenina. Para otros, recuerdan o conmemoran hechos ocurridos. Sea lo que sea, la interpretación de estas pinturas sigue siendo un misterio para nosotros. En realidad, sólo conocemos el esqueleto iconográfico (las imágenes) y formal de un mito, pero nos falta conocer su pensamiento, el propio mito. ¿Será esto posible algún día? Hasta ahora tenemos hipótesis y es posible que nunca lo podamos conocer. Como curiosidad, dado el lugar en que se pintó, el artista nunca pudo contemplar todo el conjunto a la vez. Tampoco se hubiera podido sacar una foto del conjunto si no se hubiera rebajado parte del piso original para el turismo pudiera contemplar las pinturas. La datación de las más conocidas de estas pinturas se ha hecho con el C14, por lo que su datación es muy precisa. Desde 2008 esta cueva, junto con otras de la cornisa franco-cantábrica, está considerada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.
**********
Leroi-Gourhan estudou estatisticamente un numeroso conxunto de covas con pinturas deste período da cornixa franco-cantábrica. Observou que a disposición das pinturas dentro das covas non era arbitrario, senón que respondía a unha orde en canto ao seu lugar de colocación. E tamén o representado responde a un esquema compositivo que se segue en xeral, aínda que con diversas variacións. Neste conxunto de Altamira o esquema é sinxelo, a pesar do número de animais representados. Pódese observar que hai un modelo de composición que tamén aparece noutras covas. O tema principal é bisonte + cabalo complementado coa cerva. A este esquema engádenselle diversos signos abstractos tectiformes. Hai dous cabalos (un só coa cabeza), que se corresponden coas liñas azuis. Temos tamén dezanove (o número varía segundo versións) bisontes. Hai dúas cervas. Unha delas está no interior do cabalo completo, e a outra baixo a liña vermella. Tamén se ve que hai diversos signos abstractos (onde dan as liñas verdes). Escribiuse tamén que hai dous xabarís, á dereita e esquerda do conxunto. Non está claro que sexan xabarís, polo menos un deles, o do ángulo superior dereito; podería ser un bisonte sen cabeza lanzado á carreira, animal representado así neste mesmo conxunto. O que vemos é un debuxo da pintura do teito de polícromos. Pero o que vemos é unha parte nada máis das numerosas pinturas realizadas nesta cova, aínda que é a máis coñecida. É difícil pensar que esta disposición sexa arbitraria. É máis coherente pensar que o interior da cova se consideraba como un auténtico santuario. O que non sabemos é que se facía no interior do santuario, a que correspondían as accións que se fixesen e se se visitaba con frecuencia ou non. Déronse diversas interpretacións sobre o significado das pinturas e signos desta época. A máis antiga sería considerar estas pinturas como un pasatempo para un home que tería tempo para facer a arte pola arte; isto pensábase no XIX. Esta teoría está hoxe abandonada. Máis tarde pensouse que podería responder a unha pintura de tipo máxico, ben como maxia simpática, para facilitar a caza dos animais e eludir o perigo que puidesen orixinar, ben como maxia da fertilidade, para favorecer procreación de animais e, ata, a do home. Segundo Leroi-Gourhan, as pinturas serían un sistema de comunicación social construído mediante pictogramas e ideogramas organizados ao redor de dous grandes principios: un de tipoloxía masculina e outro de tipoloxía feminina. Para outros, recordan ou conmemoran feitos ocorridos. Sexa o que sexa, a interpretación destas pinturas segue sendo un misterio para nós. En realidade, só coñecemos o esqueleto iconográfico (as imaxes) e formal dun mito, pero fáltanos coñecer o seu pensamento, o propio mito. Será isto posible algún día? Ata agora temos hipóteses e é posible que nunca o poidamos coñecer. Como curiosidade, dado o lugar en que se pintou, o artista nunca puido contemplar todo o conxunto á vez. Tampouco se tivese podido sacar unha foto do conxunto se non se rebaixase parte do piso orixinal para que o turismo puidese contemplar as pinturas. A datación das máis coñecidas destas pinturas fíxose co C14, polo que a súa datación é moi precisa. Desde 2008 esta cova, xunto con outras da cornixa franco-cantábrica, está considerada como Patrimonio da Humanidade pola Unesco.