jueves, 16 de abril de 2009

Rubens: Descendimiento de Cristo de la cruz

Obra: Descendimiento de Cristo
Autor: Peter Paul Rubens (1577-1640)
Fecha: Siglo XVII(1612?)
Estilo: Barroco
Técnica: Óleo sobre lienzo
.
El descendimiento de Cristo es un óleo sobre tabla de grandes dimensiones pintado en 1612. La pintura forma parte de un tríptico que el gremio de arcabuceros de Amberes encargó a Rubens. Esta es la tabla central. Rubens es el que mejor transmite el esplendor de la Iglesia de la Contrarreforma y los temas de piedad del mundo barroco. El cuadro está organizado en torno a la figura en diagonal de Cristo y la tela de lino blanco sobre la que se desliza su cuerpo. Cristo está ya muerto; la calma y la serenidad impregnan el cuadro. El recibir una madre el cuerpo muerto de su hijo es un momento de fuerte carga emotiva, y el pintor logra dar el efecto de esta tragedia. Alrededor de Jesús están todas las personas vivas que realizan la acción de bajar a Cristo de la cruz. El cuadro tiene poca profundidad espacial; las figuras ocupan todo el espacio pictórico y están realizadas como en un relieve clásico. La Virgen no aparece desvanecida por el dolor como se ve en otras representaciones; es más, participa en el descendimiento de forma activa junto con los demás actores. María Magdalena, con un precioso vestido, sujeta un pie de Cristo; otra piadosa muer está detrás de ella. Juan, con una llamativa capa roja, sostiene, junto con Nicodemo, el cuerpo de Cristo. A su izquierda, José de Arimatea sostiene la tela sobre la que se desliza el cuerpo. En lo alto de la cruz dos ayudantes han descolagado a Cristo. Todo esto contribuye a dar unidad a al escena. Para acentuar el dramatismo del momento coloca amplias y volumétricas figuras. El viaje de Rubens a Italia influye en su pintura: la musculatura de Miguel Ángel en la figura de Cristo, o la inspiración en el Laoconte clásico para darnos la forma. Las tonalidades y brillantez del colorido así como el detallismo son propios de la escuela flamenca.
.