viernes, 10 de junio de 2011

Piet Mondrian: Composición


Obra: Composición en rojo, amarillo y azulAutor: Peter Cornelis Mondriaan Piet Mondrian (1872-1944)Fecha: Primera mitad del siglo XXEstilo: Neoplasticismo. Pintura del siglo XXTécnica: Óleo sobre lienzo


Si ya con el Impresionismo y el Postimpresionismo el objeto del cuadro tiene cada vez menos importancia, pues lo que se pretende es pintar, con la libertad que practican los Fauvistas y la simplicación de la representación de la realidad que hacen los cubistas, el campo para la aparición de la pintura abstracta quedaba totalmente abierto.

El Neoplasticismo es una de las formas que toma la abstracción en las primeras décadas del siglo XX. Esta nueva estética fue
propuesta por Mondrian en 1920. Ya desde 1908 avanza hacia un estilo en el que la realidad (el objeto que antes constituía la esencia del cuadro, fuera una persona retratada, un paisaje, un bodegón, una escena religiosa o de género, etc.) se va reduciendo a sus rasgos más esenciales. Llega así a reducir la realidad externa a formas geométricas y colores puros para hacerla universal. El tema pierde toda relevancia.

Al utilizar los principios geométricos en el análisis de la estructura interna de las cosas, redujo las cosas solamente a forma y color, de tal manera que la línea y el color son los únicos vehículos de expresión del contenido del cuadro. Pero todavía irá más lejos y reducirá todas las formas a la oposición y el equilibrio entre la línea vertical y la horizontal, que forman ángulos rectos y todos los colores a los tres primarios (rojo, azul, amarillo), además del blanco, negro y gris, como negación del color.

La aplicación práctica de lo que se ha dicho se plasma en Composición con rojo, amarillo y azul (1935) el artista traza sobre el blanco de la tela líneas negras, horizontales y verticales con ángulos de 90º, que determinan una trama de cuadrados y rectángulos. Tres de ellos los ilumina con el rojo, el amarillo y el azul. Busca representar el cuadro en dos dimensiones, evitando crear la ilusión de profundidad. Por eso omite cualquier línea curva o diagonal, o sombreado, y evita así dar la sensación de perspectiva o profundidad.

Las premisas que Mondrian establece para el resto de cuadros que haga son: 1) el cuadro no tiene que representar nada identificable con la realidad; 2) su valor está en sí mismo, en un juego de líneas, formas y colores, por lo que la diferencia entre las obras serán sutiles variaciones; 3) se crea así un arte puramente abstracto, fuente de emociones y sentimientos.

La influencia del movimiento neoplástico se hizo sentir en la escuela de la Bauhaus, con la cual había una fuerte corriente de intercambios. La arquitectura racionalista de primera mitad del siglo XX
está estrechamente ligada con las artes plásticas, especialmente con la pintura (cubismo, neoplasticismo, futurismo, etc).