sábado, 4 de junio de 2011

Partenón: planta


Obra: El Partenón
Autor: Ictinos y Calícrates, bajo la supervisión de Fidias
Estilo: Griego, 1º periodo clásico
Fecha: Siglo V a.C., segunda mitad
.


La lámina del Partenón nos muestra una construcción de planta rectangular rodeada columnas. Se trata de un templo flanqueado por dos pórticos –anfipróstilo-, octástilo (con 8 columnas en las fachadas) y con 17 columnas laterales (lo más normal era que el número de columnas laterales fuera el doble más una de las de la fachada). En su interior vemos dos cámaras.
Es un templo períptero, es decir, con columnas exentas en todo su alrededor, de estilo dórico.
El edificio se asienta sobre la crepidoma, una plataforma escalonada que sirve para horizontalizar el piso y para aislarlo de las humedades. Está formada por tres escalones: el superior se llama estilóbato, sobre él se apoyan la columnas, y los dos inferiores, estereóbato.
Recorriendo la planta, lo primero que encontramos es un pórtico anterior –pronaos- o entrada de acceso al recinto sagrado; luego sigue un gran espacio rectangular con dos salas contiguas: la naos y el partenón.
La naos o cámara principal es de planta rectangular y está dividida por una columnata de estilo dórico en dos niveles en forma de U que enmarca la estatua de la diosa Atenea –una escultura criselefantina realizada por Fidias de 12 metros de altura- cuyo basamento aún permanece in situ.
El “partenón” o cámara de las vestales del templo, lugar donde se guardaba el tesoro de la diosa y el tesoro público. Esta última sala, de dimensiones más reducidas que la naos, está divida por cuatro altas columnas jónicas que llegan al techo.
Finalmente, encontramos el opisthodomo o pórtico posterior que permite el acceso a la cámara de las vestales, dada la incomunicación existente entre las dos salas interiores.
Los elementos sustentantes del edificio son el muro y las columnas, que como son de estilo dórico, no tienen basa.
La cubrición, o elemento sustentado, utilizado en esta construcción es exclusivamente el sistema adintelado o arquitrabado, ya que no usa la bóveda para cubrir el espacio interior. El tejado es a doble agua o doble vertiente.
El Partenón, dedicado a Atenea Parthenos es un templo realizado en tiempos de Pericles, del 447 al 437 a.C., que fue diseñado por Fidias quien dirigió a los arquitectos Ictinos y Calícrates. En el siglo V a.C., el templo estaría todo él pintado, con esculturas o relieves por todo su exterior -metopas, friso de las Panateneas, tímpanos, estatuas acroteras-. Todo ello nos remite a una obra que expresa los deseos de Pericles y que provoca una sensación de pompa oficial. Es un símbolo de la unidad nacional. ¿Por qué tantas muestras de agradecimiento hacia la diosa? Para los atenienses, el final de las segundas Guerras Médicas (500-479 a.C.) con la batalla de Maratón tenía un significado muy especial: habían demostrado a los otros pueblos griegos que ellos solos podían vencer al invasor. Ahora era preciso demostrar, en la paz, lo que Atenas podía realizar por sí sola en Grecia. Y la financiación de todos los gastos que comportaría el templo colosal y la estatua correría a cargo del tesoro de la Confederación de Delos (instalado en Atenas desde el 454 a.C.): con su tributo, todos los griegos estaban protegidos por la flota ateniense. El Partenón era, pues, el símbolo del poder de Atenas y de su hegemonía sobre los griegos.

**************************

 
A lámina do Partenón móstranos unha construción de planta rectangular rodeada de columnas. Trátase dun templo flanqueado por dous pórticos -anfipróstilo-, octástilo (con 8 columnas nas fachadas) e con 17 columnas laterais (o máis normal era que o número de columnas laterais fose o dobre máis unha das da fachada). No seu interior vemos dúas cámaras. de estilo dórico.

É un templo períptero, é dicir, con columnas exentas en todo o seu arredor, de estilo dórico.
O edificio aséntase sobre a crepidoma, unha plataforma graduada que serve para que o piso quede horizontal e para illalo das humidades. Está formada por tres chanzos: o superior chámase estilóbato, sobre el apóianse a columnas, e os dous inferiores, estereóbato.
Percorrendo a planta, o primeiro que atopamos é un pórtico anterior -pronaos- ou entrada de acceso ao recinto sacro; logo segue un gran espazo rectangular con dúas salas contiguas: a nave e o partenón.
A nave (naos) ou cámara principal é de planta rectangular e está dividida por unha columnata de estilo dórico en dous niveis en forma de U que enmarca a estatua da deusa Atenea -unha escultura criselefantina realizada por Fidias de 12 metros de altura- cuxo baseamento aínda permanece in situ.
O “partenón” ou cámara das vestais do templo, lugar onde se gardaba o tesouro da deusa e o tesouro público. Esta última sala, de dimensións máis reducidas que a nave, está divida por catro altas columnas xónicas que chegan ao teito.
Finalmente, atopamos o opisthodomo ou pórtico posterior que permite o acceso á cámara das vestais, dada a incomunicación existente entre as dúas salas interiores.
Os elementos sustentadores do edificio son o muro e as columnas, que como son de estilo dórico, non teñen base
A cubrición, ou elemento sustentado, utilizado nesta construción é exclusivamente o sistema alintelado ou arquitrabado, xa que non usa a bóveda para cubrir o espazo interior. O tellado é a dobre auga ou dobre vertente.
O Partenón, dedicado a Atenea Parthenos é un templo realizado en tempos de Pericles, do 447 ao 437 a.C., que foi deseñado por Fidias quen dirixiu os arquitectos Ictinos e Calícrates. No século V a.C., o templo estaría todo el pintado, con esculturas ou relevos por todo o seu exterior -métopas, friso das Panateneas, tímpanos, estatuas acroterios-. Todo iso remítenos a unha obra que expresa os desexos de Pericles e que provoca unha sensación de pompa oficial. É un símbolo da unidade nacional. Por que tantas mostras de agradecemento cara á deusa? Para os atenienses, o final das segundas Guerras Médicas (500-479 a.C.) coa batalla de Maratón tiña un significado moi especial: demostraran aos outros pobos gregos que eles sós podían vencer o invasor. Agora era preciso demostrar, na paz, o que Atenas podía realizar por si soa en Grecia. E o financiamento de todos os gastos que comportaría o templo colosal e a estatua correría a cargo do tesouro da Confederación de Delos (instalado en Atenas desde o 454 a.C.): co seu tributo, todos os gregos estaban protexidos pola flota ateniense. O Partenón era, pois, o símbolo do poder de Atenas e da súa hexemonía sobre os gregos.

No hay comentarios: