miércoles, 17 de junio de 2009

Santa María de Lebeña

Obra: Santa María de Lebeña (Cantabria)Autor: AnónimoFecha: Hacia el 925Estilo: Prerrománico; periodo mozárabeMateriala: Piedra de sillería y mampostería.
Dentro del prerrománico, el período mozarabe se corresponde con el momento de confluencia de elementos del arte musulmán con otros cristianos. Es muy normal que esto ocurriera. La llegada de cristianos, monjes fundamentalmente, de la zona ocupada por los musulmanes al norte de la Península aporta al arte cristiano, que comienza a tener cierta consistencia tras la experiencia del período Asturiano, algunos rasgos arquitectónicos que ellos han visto en su tierra de origen.

Es un arte de repoblación; por lo que los edificios se encuentran al norte del río Duero. El espacio interior está bien organizado gracias a la compartimentación horizontal y vertical, subrayada por el empleo de la bóveda de cañón longitudinal en la nave central, y transversal en los tramos de las naves laterales. El espacio interior, con su juego de distintas alturas, es de una gran belleza.
En esta lámina lo que más interesa es el pilar compuesto, formado por un núcleo central cuadrado y cuatro columnas adosadas. Es el primer edificio hispano en el que aparece este elemento. Es un soporte de gran robustez y está preparado, con sus columnas adosadas, para recibir los arcos fajones y formeros, solución que será sistemáticamente utilizada en el Románico. Sobre él van los arcos de herradura de tipo árabe califal. Como elemento decorativo se ve el alfiz, moldura que recorre el exterior de un arco, en la entrada al ábside principal.
Otro elemento interesante, en cuanto que aporta un elemento novedoso, es la reestructuración de nuevo del capitel; se organizan conforme a la mánera clásica. Están adornados por dos o tres órdenes de hojas de acanto y collarines de tipo corintio. Lo mismo ocurre en los capiteles de otras construcciones del momento, como los de san Cebrián de Mazote.

Para las partes más importantes del edificio (pilares, arcos, esquinas) utilizan la piedra de sillería; para los muros usan la mampostería. La labra de los capiteles, así como la de los modillones del exterior, son de muy buena labra.

Estos dos elementos, pilar compuesto y capitel reorganizado, son aportaciones interesantes para el románico.

No hay comentarios: