viernes, 17 de agosto de 2012

Arco de Constantino

Obra: Arco de Constantino
Fecha: .Comienzos del siglo IV
Estilo: Romano, época imperial
Material: Mármol

El arco de triunfo de Constantino es el más moderno de los alzados en la Roma Antigua y el mejor conservado. Su modelo es el arco de Septimio Severo, pero con una decoración más abundante. Está montado sobre un alto podio o basamento, sobre el que se alza el muro, principal elemento sustentante, en el que se abren tres vanos. Adosadas a él se levantan unas columnas corintias usadas como elemento decorativo, ya que no sostienen más que a las estatuas que se encuentra por encima de ellas. Los tres vanos, el central más ancho que los laterales, que son iguales, están formados por arcos de medio punto.
Como novedad romana, que ya se usaba en el arco más antiguo conservado, el del emperador Tito, en el arco de triunfo se une el sistema de arco, de fuerzas laterales, inspirado en obras etruscas, y el sistema adintelado, de fuerzas verticales, de inspiración griega. En el fondo, esto es una contradicción, pues cada uno presenta fuerzas de distinto signo. Sin embargo, el romano, con su originalidad, supo sacar de esta forma gran partido; basta ver cómo se aplicó este esquema de arco de triunfo en la fachada del Coliseo, por ejemplo. En las enjutas, espacios comprendidos entre el arco central, el dintel y la columna o el muro, están esculpidas unas Victorias que llevan estandartes y se lanzan hacia la piedra clave.
Sobre el clásico entablamento, formado por arquitrabe, friso y cornisa, se alza un ático con la inscripción de la dedicatoria. Y en ella se lee la tradicional ofrenda del Senado y el pueblo romano que dedican este arco a Constantino. Sin embargo, hay una frase en la dedicatoria que es original, y que ha dado pie a diversas interpretaciones. La frase dice así: …porque él, inspirado por la divinidad... Hay quienes la han interpretado como la constatación de un cambio en las creencias de Constantino, que apoyó a la Iglesia cristiana. Pero también puede leerse como un intento de contentar a todos los que leyeran la inscripción, al ser ambigua y aceptable para paganos y cristianos.
Se trata de un arco complicado, por el tamaño y la cantidad de esculturas y relieves que lo adornan. Sin embargo, este arco se construyó a base del expolio de arcos y otros monumentos anteriores. La decoración de la época de Constantino, aparte las basas sobre las que se apoya el edificio, son los frisos que están inmediatamente encima de los arcos en los que se narra la victoria del puente Milvio, con el emperador Constantino como protagonista, y los frisos de los lados laterales del arco, y que no suelen aparecer en las fotos. Los ochos medallones que se encuentran por encima están cogidos de un arco de Adriano y en ellos se tratan temas de caza. Las estatuas de ocho prisioneros dacios que están sobre pedestales en el ático fueron traídas del Foro de Trajano; en el ático hay ocho relieves de Marco Aurelio repartiendo pan entre los pobres.; ocho medallones, de dos metros de diámetro, de un arco de Adriano y dos relieves monumentales de Trajano el vano del arco.
¿Por qué se hizo esto? Se han dado muchas explicaciones. Hay quienes creen que fue porque la creatividad y la habilidad técnica habían decaído en este período; otros piensan que quizás se debió al deseo de Constantino de asociarse con los buenos emperadores anteriores, Trajano, Adriano y Marco Aurelio. Tal vez hubo prisa para edificarlo, lo que no permitió encargar los relieves, o quizás era costumbre desmantelar estos edificios conmemorativos. En todo caso, esto hace que, al ser las estatuas y relieves de épocas distintas, nos permita observar en este arco la evolución de la escultura romana.
Los arcos de triunfo y las columnas monumentales son las dos construcciones más características de la arquitectura conmemorativa romana. Esta construcción responde a una tradición antigua, cuando el Senado romano los erigía para celebrar los triunfos militares y las victorias de sus generales más famosos. La mayoría eran de carácter provisional y servían para potenciar escenográficamente a su paso el desfile de las tropas victoriosas. Posteriormente tomarán un carácter conmemorativo, por lo que se construirán con intención de perdurabilidad, y por tanto con materiales nobles como el mármol o la piedra.
El Arco de Constantino fue erigido en el año 315 en conmemoración de la victoria de Constantino I el Grande en la batalla del Puente Milvio sobre el emperador Majencio.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Muchas gracias! Me sirvió mucho para analizar la obra!