lunes, 13 de junio de 2011

Duchamp: Fuente

Obra: Fuente
Autor: Marcel Duchamp (1887-1968)
Fecha: Primera mitad del siglo XX
Estilo: Dadaísmo
Técnica: Urinario de porcelana firmado con color negro
.
La obra que conocemos como Fuente (un ready-made) consiste en un simple urinario masculino de color blanco y con una inscripción en tinta negra corrida en la parte inferior derecha delantera en la que se lee “R.MUTT 1917”. Duchamp ha tomado el objeto tal como es, sin realizar ninguna manipulación sobre el mismo, y lo coloca para que pueda ser observado por el espectador. Lo único que hace es cambiar la posición, lo gira sobre su parte posterior. Esta obra hay que entenderla dentro del movimiento dadaísta. El dadaísmo como movimiento cultural surgió en Zurich en1916 y se caracteriza por su rebelión contra las convenciones literarias y artísticas tradicionales, y especialmente por la burla que hace del artista burgués y de su arte. Por primera vez se cuestiona la validez del arte mismo. Duchamp y los dadaístas buscaron que desaparecieran las barreras entre el arte y la vida, declarando que cualquiera podía ser un artista y cualquier cosa podía convertirse en una obra de arte. En este contexto, el estilo dadá trata de elevar a la categoría de arte objetos que han sido tradicionalmente ajenos al arte. A estas obras Duchamp las llamó ready-mades (es decir "lo ya hecho" u "objeto encontrado"). Pretende demostrar que la belleza también se encuentra en cualquier producto industrial, si le incorporamos nuevos usos no previstos en su función inicial. Con sus ready-mades niega el concepto tradicional de arte y se propone cuestionar el estatuto artístico, es decir, la belleza, al seleccionar utensilios del entorno más común. De esta forma plantea al espectador un interrogante, que se queda extrañado ante algo semejante. En definitiva, da a entender que el único factor determinante de que un objeto tenga o no valor estético sea la misma percepción. Considera Duchamp que del mismo modo que los tubos de pintura son productos manufacturados y ya hechos, las telas y cuadros también son ready-mades. Algo similar ocurre en el ready-made donde modifica el cuadro de La Gioconda, dibujándole bigote y perilla y agregándole un nuevo título (L.H.O.O.Q.) que fonéticamente suena en francés como “Ella tiene el culo caliente”. Con ellos ha resignificado uno de los cuadros más “sagrados” del arte occidental. El espíritu lúdico, transgresor e irreverente se hace manifiesto de nuevo. Es evidente que Duchamp se daba cuenta de que este tipo de uso del arte venía a significar un tipo de violencia para combatir las ideas convencionales del arte. Esta práctica fue inventada con la intención de crear el "antiarte" (como se recoge en el manifiesto del dadaísmo), rebelándose así en contra de las formas artísticas tradicionales. La obra, por supuesto, fue rechazada para la exhibición, pero el incidente causó un escándalo que sacudió el mundo del arte. R.Mutt fue el seudónimo que uso Duchamp para que la obra pudiera ser admitida, ya que él era miembro del jurado. El original de la obra se perdió, y a mediados del s.XX, Duchamp realizó varias versiones más que actualmente se encuentran repartidas en varios museos. Finalmente, conviene señalar que la burguesía es capaz de fagocitar estas provocaciones, asimilarlas, y reintegrarlas al museo tradicional que los dadaístas querían destruir.

1 comentario:

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=-KvRwbbgbME