sábado, 25 de abril de 2009

Juvara y Sachetti: Palacio Real de Madrid

Obra: Palacio real de Madrid o Palacio de Oriente
Autor: Filippo Juvara (1678-1763) y Juan Bta. Sachetti (1690-1764)
Fecha: Siglo XVIII primera mitad (1738)
Estilo: Barroco, corriente cortesana
.
El Palacio Real de Madrid está en el mismo lugar que el antiguo Alcázar Real de Madrid, incendiado en 1734, durante el reinado de Felipe V. Este rey quiso levantar el palacio de nuevo en el mismo sitio, como dando a entender que la nueva dinastía, la Borbón que inaugura él, es continuación de la monarquía tradicional española. Dudó entre llamar a un arquitecto francés o italiano. Parece que el hecho de ser su esposa italiana le inclinó por el arquitecto italiano Felipe Juvara. El palacio se hará completamente abovedado de piedra y ladrillo para evitar futuros incendios. Hace los primeros estudios y planos del palacio, inspirándose en un proyecto de palacio que Bernini había realizado para el Lovre. A su muerte se llama a Sachetti, también italiano y discípulo de Juvara para que continúe la obra, que se inicia en 1738. Con pequeñas modificaciones, sigue el plan de Juvara. En el piso inferior coloca el almohadillado sobre el que levanta dos pisos unidos por pilastras de orden gigante toscanas; y semicolumnas adosadas de orden compuesto en el centro y en los cuatro salientes de los extremos. Las ventanas alternan los frontones triangulares y semicirulares. Encima de la planta principal se encuentra otra sin salida al exterior, y sobre ésta otra planta con ventanas. Remata la parte superior con una balaustrada con jarrones y esculturas. La planta del palacio es casi cuadrada, con torreones salientes en las esquinas y con salientes en la parte central de cada lado. Las estancias se encuentran en torno a un gran patio central interior cerrado, según la tradición palaciega española. Al estar levantado sobre un terreno irregular, hay dos fachadas que presentan una serie de terrazas para equilibrar el terreno. A partir de 1760 se ocupa de las obras Sabatini, que pretende realiza una ampliación del palacio, pero que solamente hace la llamada "ala de San Gil" en la fachada principal. Las fachadas combinan el gris del granito y el blanco de la piedra de Colmenar. Está clasificado dentro del barroco palaciego moderado, de origen francés, con tendencia al neoclásico. Este palacio o de la La Granja de San Ildefonso, contrasta con la tradición barroca hispana (en esta primera mitad del XVIII se da el churrigueresco). El palacio está rodeado de hermoso jardines: Jardines de Sabatini al norte y el Campo del Moro al sur.
.

No hay comentarios: