miércoles, 4 de marzo de 2009

Santa María Novella (Florencia)

Obra: Fachada de Santa María Novella (Florencia)
Autor: Leon Battista Alberti (1404-1472)
Fecha: 1458; acabada en 1470
Estilo: Renacimiento
Material: Mármol de diferentes colores
.

Santa María Novella es una iglesia consagrada en 1420 que se levanta sobre un pequeño oratorio anterior dedicado a la Virgen María. La fachada empezó a ser trabajada en el siglo XIV, dentro del periodo gótico. De esta época son el basamento sobre el que se levantan seis nichos que están junto a las puertas laterales, a ambos lados de la puerta principal, la ornamentacion a cuadros de mármol blanco y verde de la fachada, y los arcos ciegos que están encima. Este es el punto de partida para la nueva obra.
¿Y por qué no rehízo todo? Para Alberti la labor de un arquitecto no era destruir sino, a partir de lo que ya estaba hecho, trabajar en el nuevo estilo. Así lo hizo también, por ejemplo, en la capilla de los Malatesta en Rimini.

Alberti diseñó una fachada telón delante de la iglesia gótica dividida en
dos cuerpos que toman como módulo el cuadrado para las proporciones. Incluso, toda la fachada se puede inscribir en un cuadrado.

En el cuerpo inferior, realiza la puerta principal que presenta el esquema romano de arco de triunfo: la unión del sistema arquitrabado con el arco de medio punto que ya usaron los romanos en el Coliseo. El arco va colocado sobre unas pilastras clásicas. Como elemento sustentante emplea el muro, y usa cuatro semicolumnas adosadas, de fuste verdoso, con capitel corintio como elementos decorativos. Encima coloca un entablamento también clásico con arquitrabe, friso y cornisa. Y para horizontalizar todavía más el edificio, vuelve a repetir otro entablamento a modo de ático en esta parta inferior de la fachada. La puerta es rectangular y encima coloca un tímpano semicircular, también clásico, con un tema religioso. Como se puede apreciar, a pesar de los elementos góticos previos, son numerosos las formas clásicas usadas, de tal forma, que nos hace olvidarnos del gótico para apreciar un nuevo tipo de fachada.

En el cuerpo superior coloca un ático en el que abre un óculo para iluminar la nave central, y lo remata con un clásico frontón triangular. Para que la sensación de verticalidad o de desconexión entre los dos cuerpos no se diera, coloca unas aletas laterales con volutas a ambos lados del ático.

La base de la sensación de equilibrio y serenidad está originada por las proporciones tan bien estudiadas de estas fachada, y que están basadas en el cuadrado, que además aparece en diferentes partes de la fachada como elemento decorativo.

Las incrustaciones en mármol de dos colores están inspiradas en la iglesia románica de San Miniato de la misma ciudad. Se creía entonces que este sistema venía de época romana o de una época antigua vinculada con Carlomagno.

En esta obra supo Alberti, pues, armonizar los elementos precedentes góticos con los nuevos, puramente renacentistas. Es una de las obras más importantes del renacimiento en Florencia por lo que supone de intento de organizar una fachada para las iglesias que respondiera a la nueva arquitectura eclesiástica. No satisfecho con esta solución, buscará nuevas formas en San Francisco de Rímini o en San Andrés de Mantua.

La inscripción sobre el frontón del tímpano recuerda el año de la terminación y el nombre del benefactor: IOHA(N)NES ORICELLARIUS PAV(LI) F(ILIUS) AN(NO) SAL(VTIS) MCCCCLXX (Giovanni Rucellai, hijo de Pablo, año 1470). Giovanni Rucellai (1403-1481) fue miembro de la prestigiosa familia Rucellai, mercaderes de la Toscana y un importante mecenas de la Florencia renacentista. Hizo una gran fortuna vendiendo paños de lana por toda Europa. Fue el mecenas de Alberti.

No hay comentarios: