viernes, 22 de mayo de 2009

Burgos: Catedral, fachada sur

Obra: Catedral de Burgos
Autor:
Maestro anónimo?, maestro Enrique y Johan Pérez
Fecha:
Comienzo de las obras en 1221
Estilo:
Gótico
Material: Piedra caliza

.

La fachada de la catedral de Burgos que vemos es la sur y la puerta del crucero, con un gran arco apuntado, es la conocida como del Sarmental. En ella está, en el mainel, la figura del obispo Don Mauricio en cuyo gobierno de la diócesis se levantó la catedral. Sobre ella se levanta un enorme rosetón gótico que ilumina la nave del crucero. Poco más es lo que se ve en esta toma. Sí se aprecian elementos propios del gótico como arcos apuntados, pináculos y cristaleras, pero poco más.

Como también se puede ver, la catedral ha recibido añadidos y modificaciones importantes que le han dado la fisonomía exterior actual. Las actuaciones más importantes son las agujas caladas sobre las torres de los pies, de origen alemán, que realiza Juan de Colonia en el siglo XV, y que contribuyen a dar una sensación de altura y verticalidad como en ninguna otra obra. Estas torres no eran necesarias, pero contribuían a dar la sensación de poderío de la catedral sobre el paisaje y sobre la propia ciudad. El mismo Juan de Colonia levantó el cimborrio en el crucero, pero tras su derrumbe, lo rehízo, ya en el XVI, Juan de Vallejo que mantuvo el sentido gótico. Otra ampliación importante, y que no se aprecia en la lámina, es la Capilla del Condestable.

Las influencias del gótico francés son claras. Tal vez el obispo. Don Mauricio, trajo a un maestro francés del que no sabemos el nombre y sería el que empezara la obra. Pero en el mismo XIII le sigue el maestro Enrique, el que había trabajado en la catedral de León, totalmente hispano; a éste le seguirá el maestro Johan López.

La catedral, sede del obispo de la ciudad, cobra en estos momentos una dimensión extraordinaria. Las ciudades han resurgido con gran importancia en el terreno político. Por eso comenzarán a construirse catedrales en las ciudades a finales del XII y comienzos del XIII, como la mejor ofrenda que pueden hacer a Dios. El nuevo modo de construir en Francia debió influir, también en otra figura importante dentro de la historia de España: el obispo de Toledo, Rodrigo Jiménez de Rada, que promovió la construcción de la catedral en su sede episcopal toledana. La catedral de León sería levantada por Martín Fernández, su obispo, un poco más tarde que Burgos y Toledo.

La catedral burgalesa se levantó en el siglo XIII sobre un solar ocupado por una catedral previa románica. El crecimiento de la ciudad era notable en este momento. En 1221, con la presencia de Fernando III, rey de Castilla y León, y de Don Mauricio, obispo de la sede de Burgos, se colocó la primera piedra. Parece ser que el obispo conoció el nuevo estilo cuando visitó Francia y Alemania para concertar la boda de Fernando III con Beatriz de Suavia y por eso, a su vuelta, lo impuso en su ciudad.

No hay comentarios: