miércoles, 11 de junio de 2008

Maison carrée de Nimes (Francia)


Obra: Maisón carrée de Nimes (Francia)
Fecha: 16 a.C.
Estilo: Romano imperial
Material: Sillar isodomo de mármol

Este templo romano fue levantado el año 16 a.C. en la ciudad francesa de Nimes. Fue encargado por Agripa, mano derecha de Augusto, para proclamar las glorias de su emperador y amigo, con el que se consigue la paz romana. La obra debe enmarcarse dentro del amplio proceso de organización, romanización y realización de la infraestructura del territorio de las Galias desarrollado en el último momento de la República Romana y durante los primeros años del gobierno de Augusto.
Es un tipo perfecto de templo romano de la época imperial, con una estructura muy armoniosa. Está inspirado en el templo griego de la época clásica y helenística. La estructura es rectangular y está cubierto por un tejado a doble agua o vertiente.
Se alza sobre un gran podio o basamento y se accede al interior a través de una única escalera de 15 peldaños situada en la fachada principal. El templo es próstilo (sólo tiene una fachada), hexástilo (tiene seis columnas acanaladas en el frente), pseudoperíptero (las columnas laterales están adosadas al muro). El pórtico tiene dos columnas exentas. El orden que emplea el arquitecto es el corintio, y en su interior sólo tiene una cella o naos (lugar para venerar la estatua del dios).
El templo se cubre con el sistema clásico arquitrabado ya utilizado por los griegos. Sobre el entablamento (arquitrabe, friso y cornisa), se levanta el tejado, dejando un espacio triangular llamado frontón con un tímpano liso en su interior.
Normalmente el templo romano, como el griego del que toma algunas formas, es más bien pequeño si lo comparamos con los egipcios, ya que no era lugar de reunión de fieles como lo serán después las iglesias cristianas. En este caso encontramos un tamaño medio.
Se conserva muy bien la decoración de carácter vegetal que embellecía el edificio: hojas de acanto finamente labradas de los capiteles corintios; elementos de tipo floral que hay en el friso, en la parte inferior de la cornisa y en los casetones del pórtico. Todo un repertorio que está parejo con el que, por la misma época, se estaba realizando en el Ara Pacis de Roma. No hay relieves en el tímpano, como también ocurre con otros templos romanos, porque daban más importancia a la decoración interior que a la exterior.
En los templos romanos se prioriza la fachada delantera sobre las otras, por lo que el templo era una pieza básica del trazado urbano. Están construidos para ser vistos de frente.
Ese ha conservado en estado óptimo gracias a que en el siglo IV se utilizó como iglesia y, más tarde, pasó a ser un lugar de diversas instituciones. Actualmente se usa para exposiciones.

1 comentario:

Anónimo dijo...

esta muy linda la pagina y la informacion esta bien te felicito