lunes, 9 de junio de 2008

La Victoria de Samotracia



Obra: La Victoria de Samotracia
Autor: Entorno de Fidias
Fecha: Siglo II a.C.
Estilo: Griego; periodo helenístico
Material: Mármol policromado

Esta figura representa a una Niké o Victoria alada que está posándose sobre la proa de un barco que hace de pedestal. Formaba parte de un monumento levantado por los rodios (habitantes de la isla de Rodas) para conmemorar la victoria sobre Antioco III, rey de Siria. Pero no es solamente el recuerdo de una acción bélica, sino, como vamos a ver, un canto a las fuerzas de la naturaleza: el viento y el mar. Se llama de Samotracia porque en esta islita del mar Egeo se levantó el monumento del que forma parte la figura que comentamos.
Está vestida con un jitón muy fino que dejar transparentar la anatomía de la figura. Los infinitos pliegues del ligero vestido fluyen alrededor del cuerpo, se pegan al pecho y vientre, insinúan y realzan las bellas formas redondeadas. Dejan ver el estómago e incluso el ombligo. Recuerda la técnica de paños mojados de Fidias. El manto forma un rollo sobre el muslo derecho para caer luego entre las piernas, dando lugar a una composición muy característica en otras figuras femeninas de la misma época. El escultor refleja el momento mismo en que la Victoria se posa, por lo se hace creíble que el ímpetu del viento haga que la ropa se le pegue literalmente al cuerpo.
Hay que fijarse también en la abundancia de pliegues de la parte inferior de la escultura. Van en distintas direcciones, dando idea de que la Victoria se enfrenta a un verdadero remolino ascendente que quisiera atraparla. El manto se cruza por delante de las piernas; la vestimenta se proyecta con fuerza hacia atrás en el lado derecho. Las mismas alas de plumas, de gran longitud también están sometidas al ritmo y la dirección del viento
Esta obra, realizada posiblemente por Pithokritos de Rodas en mármol, es de una calidad extraordinaria. En este caso se trata de una escultura original, aunque nos ha llegado sin cabeza ni brazos. El dinamismo de la figura, la agitación de los vestidos, la línea diagonal que surge en la pierna, indican que se ha perdido la serenidad clásica, y es que estamos en el periodo helenístico. La obra fue realizada hacia el 190 a.C. y mide 2,45 ms. de altura.

****************

Esta figura representa a unha Niké ou Vitoria alada que está pousándose sobre a proa dun barco que fai de pedestal. Formaba parte dun monumento levantado polos rodios para conmemorar a vitoria sobre Antíoco III, rei de Siria. Pero non é soamente o recordo dunha acción bélica, senón, como imos ver, un canto ás forzas da natureza: o vento e o mar. Chámase de Samotracia porque nesta illiña do mar Exeo levantouse o monumento do que forma parte a figura que comentamos.
Está vestida cun xitón moi fino que deixar transparentar a anatomía da figura. Os infinitos pregues do lixeiro vestido flúen ao redor do corpo, péganse ao peito e ventre, insinúan e realzan as belas formas redondeadas. Deixan ver o estómago e ata o embigo. Recorda a técnica de panos mollados de Fidias. O manto forma un rolo sobre a coxa dereita para caer logo entre as pernas, dando lugar a unha composición moi característica noutras figuras femininas da mesma época. O escultor reflexa o momento mesmo en que a Vitoria se pousa, polo que se fai crible que o ímpeto do vento faga que a roupa se lle pegue literalmente ao corpo.
Hai que fixarse tamén na abundancia de pregues da parte inferior da escultura. Van en distintas direccións, dando idea de que a Vitoria se enfronta a un verdadeiro remuíño ascendente que quixese atrapala. O manto crúzase por diante das pernas; a vestimenta proxéctase con forza cara atrás no lado dereito. As mesmas ás de plumas, de gran lonxitude tamén están sometidas ao ritmo e a dirección do vento
Esta obra, realizada posiblemente por Pithokritos de Rodas en mármore, é dunha calidade extraordinaria. Neste caso trátase dunha escultura orixinal, aínda que nos chegou sen cabeza nin brazos. O dinamismo da figura, a axitación dos vestidos, a liña diagonal que xorde na perna, indican que se perdeu a serenidade clásica, xa que estamos no período helenístico. A obra foi realizada cara ao 190 a.C. e mide 2,45 ms. de altura.

No hay comentarios: