domingo, 1 de junio de 2008

El auriga



Obra: El auriga
Autor: Pithagoras de Reggio?
Fecha: 474 a.C.
Estilo: Griego, estilo severo
Técnica: Bronce
.

A esta obra se la conoce como el auriga de Delfos. Está realizada hacia el 474 a.C. y hecha en honor de la victoria de un conductor de carros (auriga) en los juegos Píticos. Está fundida en bronce y realizada por piezas posteriormente soldadas, como era tradicional. Tiene los ojos con pasta de vidrio, hay restos de plata en la diadema y de cobre en los labios. Estos añadidos hacían a la estatua más verosimil. Formaba parte de un grupo, del que los caballos se han perdido, así como el carro y un ayudante que iría a su lado. Hay pequeños detalles en esta escultura que la separan de la rigidez de la escultura griega del periodo arcaico y que rompen la rígida frontalidad de aquellas obras. Entre esos detalles, podemos apreciar los pies un poco oblicuos con respecto al cuerpo, o una leve torsión lateral del cuerpo; los pliegues de la túnica tienen un doble juego: ceñidos en la cintura y sueltos en el torso para dar volumen; ha desaparecido la sonrisa arcaica. No es, con todo, una escultura realista, pues un auriga iría mucho más agitado conduciendo el carro. Estas características nuevas hacen que esta obra se sitúe en el periodo llamado severo o preclásico de la escultura griega. Mide 1,80 ms de altura.

 *********************

Esta obra coñécese como o auriga de Delfos. Está realizada cara ao 474 a.C. e foi feita en honra da vitoria dun condutor de carros (auriga) nos xogos Píticos. Está fundida en bronce e realizada por pezas posteriormente soldadas, como era tradicional. Ten os ollos con pasta de vidro, hai restos de prata na diadema e de cobre nos beizos. Estes engadidos facían a estatua máis verosímil. Formaba parte dun grupo, do que os cabalos se perderon, así como o carro e un axudante que iría ao seu lado. Hai pequenos detalles nesta escultura que a separan da rixidez da escultura grega do período arcaico e que rompen a ríxida frontalidade daquelas obras. Entre eses detalles, podemos apreciar os pés un pouco oblicuos con respecto ao corpo, ou unha leve torsión lateral do corpo; os pregues da túnica teñen un dobre xogo: cinguidos na cintura e soltos no torso para dar volume; desapareceu o sorriso arcaico. Non é, con todo, unha escultura realista, pois un auriga iría moito máis axitado conducindo o carro. Estas características novas fan que esta obra se sitúe no período chamado severo ou preclásico da escultura grega. Mide 1,80 m de altura.

No hay comentarios: