domingo, 6 de marzo de 2011

Alzado gótico

.

Las iglesias góticas suelen tener una o tres naves. En este caso, la nave central (16) es más alta y ancha que las dos laterales (17). Como elementos sustentantes usan pilares compuestos (14) formados por un núcleo central en forma cuadrada o circular y columnas adosadas o baquetones, más finos, que suben hasta las bóvedas. A veces también se usa una columna aislada como elmento sustentante. Estos soportes sirven para separar unas naves de otras.

Sobre ellos se levantan los arcos ojivales o apuntados (13) que forman una arquería sobre la que corre el triforio, pequeña y estrecha galería de arcos que recorre toda la nave (12). Encima se levantan las grandes cristaleras con vidrieras (clerestorio) para dejar pasar la luz a la nave central (11).

El elemento sustentado es la bóveda de crucería (9) formada por los arcos fajones (6) y formeros (8) y las ojivas o nervios que se rellenan con la plementería (5). En el centro del arco aparece la piedra clave (7).

Las fuerzas que ejerce el peso de las bóvedas de piedra se traslada a través de los arbotantes o botareles (4) hasta los estribos (3) o contrafuertes exteriores. Para buscar la idea de verticalidad tan querida por el gótico se coloca encima de cada estribo un pináculo (1).

En cuanto al alzado, la mayoría de las construcciones góticas un poco importantes tienen un esquema tripartito: abajo, la serie de arquerías que separan unas naves de otras; encima, el triforio; y sobre él, las cristaleras con las vidrieras (clerestorio). Es posible que en algunas iglesias se suprima el triforio, con lo que serían bipartitas (arquerías y clerestorio). Encima irían los elementos de cubrición, generalmente bóvedas de crucería de distinto tipo: cuatripartitas, sexpartitas, de terceletes, estrelladas, etc.


1 comentario:

Anónimo dijo...

Excelente resumen de las partes arquitectónicas del Gótico.