domingo, 13 de marzo de 2011

Goya: El quitasol

Obra: El quitasol
Autor: Francisco de Goya y Lucientes (1746-1828)
Fecha: XVIII segunda mitad (1777)
Estilo: Neoclásico
Técnica: Óleo sobre lienzo
.

Esta obra es un cartón realizado por Goya para la Real Fábrica de Tapices de santa Bárbara. Un cartón es un cuadro realizado al óleo sobre lienzo destinado a servir de modelo para un tapiz. En la época en que Goya trabaja, los cartones tenían escaso valor y su ejecución era un trabajo considerado como modesto. Entre 1776-1778 realiza una serie de cartones para tapices del comedor del palacio de El Pardo, residencia del entonces Príncipe de Asturias y luego rey de España con el nombre de Carlos IV. La temática hacía relación con el campo y las afueras de Madrid, con temas populares de personajes locales, como majos y majas. El nombre de majo es un nombre genérico para simbolizar a un personaje popular madrileño; quiere decir valiente, guapo, chulo. También existe el nombre de maja aplicado a la mujer. Goya representa a una muchacha joven sentada en un ribazo con un perrito negro con cinta roja en el halda (regazo o enfaldo de la saya) blanca acompañada de un majo que la protege del sol con el quitasol verde. La composición es piramidal, figura geométrica que expresa una gran serenidad. El triángulo y las diagonales que convergen en el rostro de la joven caracterizan la composición de esta obra. La espontaneidad, el realismo y la naturalidad con que Goya hace aparecer la anécdota, la expresión de una cercanía al espectador que consigue con el tamaño de las figuras, la composición academicista, neoclásica, y sobre todo la mirada directa de la joven sonriendo al espectador, a quien hace cómplice del posible galanteo, señalan la originalidad de esta obra. Todas las miradas convergen en el rostro de la joven, matizado por una sombra filtrada de suaves tonos verdes creados por el color de la sombrilla. Incluso la línea diagonal que forma el muro, forzando la perspectiva, incide en el rostro de la muchacha. El color en este cuadro, al igual que el de todos los cartones para tapices, es luminoso y contrastado de vivos tonos, como en el resto de los cartones. Pero es un colorido en el que destaca sobremanera el estudio lumínico, como lo demuestra el rostro en la sombra de la dama.

.

1 comentario:

martuxii dijo...

Está muy bien escrito y bien explicado todo con detalle. He tenido que hacer mucha búsqueda para encontrar algo de Goya sin necesidad de ir a Wikipedia...muchas gracias:)